En 2015 hemos sido protagonistas indirectos de la historia de Thor. Un golden retriever, en apariencia, de apenas un par de meses que fue atropellado y abandonado y que ha sido noticia en diferentes medios de comunicación.

Y es que el caso de Thor, que ahora busca una familia de acogida, esconde detrás de sí una triste realidad de personas que un día abandonan a sus mascotas a su suerte y que acaban en la cuneta de una carretera. Thor, un cachorro, ha salvado la vida pero tendrá que vivir con una prótesis ya que se le tuvo que amputar una parte de la pierna muy afectada.

La asociación Huellas Mallorca, que desarrolla una importantísima labor y que podéis conocer en su web www.protectorahuellas.org lo acogió y le ofreció asistencia sanitaria. Desde hace año y medio nuestra clínica, Clínica veterinaria Metropólitan, colabora de forma gratuita con esta asociación y presta asistencia sanitaria a los animales que nos traen. Thor ha sido uno de estos animales, y que afortunadamente se pudo salvar.
Ahora la asociación Huellas busca quien lo adopte y recursos económicos para la prótesis que necesitará cuando crezca ya que Thor requerirá de sus tres patas y un apoyo para aguantar su peso y evitar otros problemas.