El principal agente de otitis parasitarias es el ácaro sarcoptiforme Otodectes cynotis, causante del 10% de las otitis diagnosticadas en perros y del 50% en los gatos. Es un ácaro muy contagioso, que se extiende rápidamente afectando principalmente a los animales más jóvenes.
Prurito (picor) varía según la cantidad de secreción marrón-negruzca, por lo que sacuden y se rascan los oídos!